Medalla de Oro

El buen packaging debe informar, identificar, diferenciar, ilusionar y provocar a la compra.

Para los empaques de Medalla de Oro se desarrollaron diferentes estilos de presentaciones de producto con el objetivo crear empaques que sean protagonistas en la góndola de un supermercado o tienda bajo una imagen simple pero diferenciada, buscando alcanzar un vínculo comercial permanente entre el producto y el consumidor.

Hide Content